Agua por un tubo y algo más

Pasamos una gran noche aun lloviendo, el puente Bosnio nos protegió muy bien.
Comenzamos el día botando un poquito sobre la moto ya que rehicimos la pista que nos llevo al lado del rió. Después de esto estábamos preparados para llegar a Sarajevo pero no para lo que nos encontraríamos. Al principio todo iba bien, un Mc donals en la entrada de una gran ciudad, aprovechamos la oportunidad para usar su wifi gratuito y ponernos en contacto con vosotros, hasta aqui todo normal. Pero en el ambiente había dos cosas: viento, que avisaba de la lluvia que estaba por venir y una sensacion nueva para nosotros, gente muy seria con coches caros y gente muy feliz con coches de varias décadas de antigüedad.
Aquello era muy raro, había centros comerciales al lado de bloques de pisos que estaban repletos de impactos de bala.
Comercios de marcas internacionales al lado de edificios que aun conservaban cañonazos de los tanques.

imageUn trenvía de la posguerra al lado de coches de alta gama circulando por calles donde las fachadas habían ardido y dios sabe que más.
Gente que te saludaba con la mano vigorosamente por el echo de ir con moto y ser extranjero, o miradas insidiosas a través de un cristal de un coche de 60.000€. Aquello era increíble, la guerra había dado nuevas oportunidades pero solo algunas empresas que no dudaban en colocar sus nuevos negocios al lado de edificios dignos de un video juego de guerra.
Aun así la gente local nos izo sentir bien venidos y a gusto circulando y preguntando por sus calles.

Una vez fuera de la capital entro en escena la lluvia una fuerte y larga lluvia de mas de 4 horas.

Eso no fue motivo para bajarnos de la moto y seguir nuestro teórico camino y si teórico, ya que a menos de 100 kilómetros de la frontera y con una lluvia torrencial no encontramos con que la carretera que lleva hacia Servia se termina en un pueblo donde sus calles son pistas de gravilla y piedras.

Hubiéramos mirado el mapa pero vamos sin mapa de Bosnia y Servia jajaja somos unos auténticos Papanatas al final encontramos un hombre que nos indico que aquella pista de 18km se transformaría en un carretera asfaltada para llegar a Servia.

Aquí empezó el nuevo capitulo del día donde 2 tontos tomaban en una moto custom una pista de 18km dirección Servia mientras llovía torrencialmente.

image
4 Horas después llegamos!!! Una frontera pequeña con un par de barracones y barreras.
Cruzamos sin problema y fuimos circulando mientras llovía por carreteras de curvas con intención de poder dormir debajo de algún cubierto.
La suerte se puso de nuestro lado a ultima hora del día dejando de llover y encontrando un complejo comercial donde poder descansar.

2 comentarios en “Agua por un tubo y algo más

  • La Franquestein esta anat perfecta, en tot el viaje de moment nomes hem posat una mica de oli!!!

    Avui ens posem direccio Ankara per tramitar el visat de Turkemenistan!!

    Aqui la gent a Turquia ens saluda i ens pregunta de on venim, els hi fa molta gracia!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *