Dirección Norte

Nos despertamos con frio dentro del cuerpo y el sonido de algún coche solitario al pasar por la carretera.
La humedad de las plantas de la cuneta nos recordo la importancia de acampar en un sitio seco y soleado, aun así podíamos dar gracias de que la noche anterior no diluviara ya que dentro de aquella zanja quizás hubiéramos acabado en el rio más próximo de la zona.
Si hoy todo iva bien nos podíamos colocar a las puertas de la capital Asthan.
Plegamos todos las trastos y con la chaqueta y los pantalones que nos habían regalado hicimos frente al frio de la mañana.
Los primeros centenares de kilometros del dia fueron con buen asfalto y algunas zonas con asfalto un poco mas castigado, aun así no era nada preocupante.captura-de-pantalla-2016-12-09-a-las-2-37-39
Conforme víamos avanzando la vegetación era cada vez más verde, estábamos subiendo hacia el norte y aquello se notava en la temperatura. Por suerte nuestras chaquetas nos mantenían calientes mientras íbamos avanzando.

Empezamos a ver los primeros intentos de reconquista de la estepa, zonas donde la hierba verde conquistaba aquel secarral y incluso algunos arboles se juntaban alrededor de la carretera.

Paramos al medio dia a comer algo para aprovechar las horas de máximo sol, aun que picábamos comida de nuestras maletas si ser caliente nos reconfortaba el echo de poder estirar la piernas y no haver de estar todo el rato atentos a la carretera.
Después de cargar las pilas volvimos a nuestra moto para hacer unos cientos de kilometros más. La tarde se volvió juguetona, el asfalto estaba empeorando los agujeros cada vez más hondos y más frecuentes, hasta el punto que los conductores preferían salirse de la carretera para circular por la estepa. Así lo hicimos nosotros también, circulamos más de 30 kilometros al lado de la carretera principal, por los caminos que se habían creado en la estepa. Evitando así los hondos agujeros del asfalto.img_8904

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de la aventurilla por las pistas improvisadas el asfalto mejoro lo suficiente com para que valiera la pena pasar por el. Terminamos la jornada con una magnifica puesta de sol y una sonrisa tras la pantalla del casco aun que por la tarde solo conseguimos hacer unas decenas de kilometros.

captura-de-pantalla-2016-12-09-a-las-2-34-21
Acampamos al lado de un montón de paja, con el que hicimos un colchón de lo más blando para dormir como en un hotel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *