Un día azul

Conreo rusiaNos despertamos con una sensación olvidada, una temperatura afable invitaba a abrir las cremalleras del saco para despertarse cómodamente. La meteorología estaba de nuestra parte y aprovechamos mientras los pantalones se secaban para almorzar bajo el fantástico sol.

 

 

 

 

Apretando correasDedicamos media mañana a mimar nuestra Frankenstein. Engrasamos la cadena, lubricamos los cables del manillar y tensamos las correas de los jerrycanes, que la ardua subida hasta el campo las habia movido. Con todos los bulto colocados y el casco bien atado nos enfrentamos a la tortuosa y embarrada pendiente que nos había traído hasta allí. Logramos bajar de una pieza, encaramos la moto al asfalto y subimos marchas.

 

 

montain roadEstábamos en Mad Max!! Oíamos silbar los proyectiles al pasar al lado de la cabeza, algunos de ellos impactaban con fuerza contra nuestra moto, aun que la mayor granizada se la llevaron los guardabarros ya que todo aquel concierto lo organizo todo el barro acumulado en los neumáticos. Cuando nos acercamos a nuestra velocidad punta se hizo el silencio, solo había carreteras infinitas y nuestro cuenta kilómetros dando vueltas eternamente.

 

pueblo rusiaSeguimos así, solo permitiéndonos paradas muy cortas para descansar.
Encontrábamos pueblos intermitentemente al ir avanzando, ocasión que no dejamos escapar para comprar algo de comida y renovar nuestras provisiones. Por la tarde el asfalto se empezó a inclinar buscando elevarse igual que el sistema montañoso que crecía ante nosotros.

 

 

img_2868-2Pasamos la tarde escurriéndonos por valles y montañas, esquivando piedras desprendidas de las laderas contiguas al asfalto. Aquella serpenteante carretera nos fue subiendo a un mundo alpino esculpido por el agua y el hielo del invierno. Ya en el atardecer bajamos al lado de un fantástico río, donde un matrimonio Russo nos invito a comer y a calentarnos con su fuego. Aquel paisaje Pirenaico y su amabilidad nos hicieron sentir cerca de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *