curba-rusia-1x1

Un día azul

Nos despertamos con una sensación olvidada, una temperatura afable invitaba a abrir las cremalleras del saco para despertarse cómodamente. La meteorología estaba de nuestra parte y aprovechamos mientras los pantalones se secaban para almorzar bajo el fantástico sol.         Dedicamos media mañana a mimar nuestra Frankenstein. Engrasamos la cadena, lubricamos los cables del[…]