¿Otro dia en la Aduana?

Después de una cena llena de arroz blanco perfecta para el estomago de Camarada Papanatas y conocer mejor al hombre Holandés nos despertamos por la mañana llenos de energía y ilusión hicimos las maletas de la moto y cruzamos los dedos para que el encuentro con el “big manager” fuera bien.
Bajamos 8 en un taxi a la ciudad y nos llevaron a un edificio gubernamental,
allí entramos con un policía de la aduana un hombre que conocimos en la frontera que nos ayudaba con traducciones perfectas y nos invitaba a comida y los 4 motoristas. Estuvimos en aquel gran despacho unos 10 minutos hablando y respondiendo preguntas. Con 3 o 4 hombres más y la secretaria. Después de todo la conversación de salidas y entradas del despacho de pronto el hombre de la mesa nos dijo uno de vosotros va entrar a ver el “big manger” y a contarle lo que pasa porque creemos que lo que pedís tienen sentido.
Nos miramos con los ojos de un niño pequeño abriendo regalos, todos coincidimos con que Camarada Papanatas entrara en el despacho del “big manger”, tiene un inglés perfecto y esta estudiando políticas en la universidad, era perfecto.
Entro al despacho acompañado del hombre que nos traducía las cosas y a los 5 minutos salió con una gran sonrisa diciéndonos que le habían dicho que íbamos a pasar gratis o pagando 100€ por moto.
Aquel hombre con un despacho cargado de muebles ornamentados y tapete de cuero le dijo que no tenia sentido que 3 estudiantes y 1 viajero estuviesen mas de 2 días en su frontera solo porque les faltaba 1 papel para sus motos viejas.

Salimos del edificio con una gran sonrisa, quizás el que más el policía de aduanas que tanto se esforzó por que pudiéramos ir a ver el “big manager” aquel hombre estuvo todos los días ayudándonos y buscando soluciones para que pudiésemos tener esta oportunidad.

Volvemos a la frontera y nos dicen que dentro de un rato nos dicen si tenemos que pagar algo para pasar o pasaremos gratis, mientras miran todos los papeles se percatan que Camarada Papanatas necesita una visa que no tiene. Debe volver a Erzurum tramitar la visa de nuevo y luego entrar.
Decidimos esperarle en la frontera por si nos hacen pagar algo poder negociarlo los 3 juntos.
Sin dudar ni un momento Camarada Papanatas deja todo su equipamiento en la frontera Irani y con su camisa despojada y sus náuticos pone arranca la moto dirección Erzurum.
Nosotros esperamos en la frontera aprendiendo ingles con el hombre holandés y el policía de aduanas.image
Durante todo el día van pasando coches de alta gama que dejan de deposito fácilmente 40.000€ y 50.000€ de deposito y alguna que otra moto equipada hasta los topes con el carnet du passage totalmente en regla, en 10 minutos estaban dentro del país.
Al cabo de unas horas nos dicen que no será posible gestionar nuestra entrada de esta forma, que debemos pagar los 400€ como todo el mundo.

Esta vez ya les decimos que no hay problema que entraremos a Iran si Alá quiere, que para nosotros es mucho más importante el trato que nos están dando ellos que el echo de entrar en el país, que estamos contentos y animados que si no podemos no pasa nada, porque sabemos que ellos nos han ayudado todo lo que podían. Para un Papanatas un tramite burocrático no representa la realidad de un país ni de su población.

Ya por la noche y con bastante incertidumbre sobre la resolución del problema bastantes trabajadores de la frontera con los que habíamos establecido una relación nos tranquilizaron y nos llevaron una autentica cena Irani!
Una alfombra 2 litros de sopa, 3 raciones de pollo con arroz, 3 ensaladas, 5 refrescos, tortas de pan Irani, un plato de frutas, salsa de yogur con pepino, galletas de coco y una gran compañía para hablar mientras cenábamos!! Increíble todo esto a 20 metros del portal que separa Turquía de Iran.

image

Esto es hospitalidad y lo demás son tonterías, durante 3 días hemos estado en esta frontera y en ningún momento nos a faltado comida o bebida!!

3 comentarios en “¿Otro dia en la Aduana?

  • Ens alegrem que us hagin tractat tant be . ens están donan una lliço de modals i respecte . per el que veiem no esteu sols . Esteu molt be a la foto , disfruteu del menjar tipic iraní . seguiu aixi . molts de petons .

  • Feu bona cara, el viatge tot i ser dur ens esta donant a tots una lliço de civisme, respecta i hospitalitat. Tres dies a la frontera deuen ser molt llargs de pasar i deuen donar per moltes experiencies i anecdotes que ven segur a la vostra tornada tots estarem encantats de sentir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *