Puertos de montaña en Turquía

Nos despertamos un poco doloridos ya que el suelo y la pendiente eran un poco pronunciados, aun y así, nada preocupante ya que la noche anterior utilizamos la Frankenstein como muticultor para allanar y desbrozar el suelo.
Después de un fantástico almuerzo con las sobras de la cena de trigo sarraceno y verdura nos ponemos en marcha esperando disfrutar el buen día que tenemos.
La carretera poco a poco va serpenteando cada vez más arriba hasta llegar a los 2020 metros de altura, allí notamos como a la moto le cuesta más avanzar.

image
Una vez arriba la gravedad juega a nuestro favor dándonos la oportunidad de bajar mas rápido aun que más atentos que nunca ya que la carretera esta realmente mal y nuestra pequeña Frankenstein sufre los embates de los baches de la carretera.
Tenemos que reducir bastante la velocidad ya que en alguna ocasión notamos como el recorrido de suspensión trasero llega cerca del limite y tenemos que ser conservadores con la mecánica ya que Mongolia ya nos castigara bastante.
Al medio día paramos en una pequeña ciudad a comprar algo de comida y un velo para Lena.
Salimos del super sin el velo, pero con una fantástica comida fresca, aceitunas negras, frutas, verduras, y un increíble chocolate negro con pistachos.
Durante la tarde fuimos siguiendo un río que discurría por el interior de un gran valle.
Al atardecer tomamos una pequeña carretera para separarnos del río y evitar los mosquitos, eso nos regaló estas fantásticas vistas.

image

Un comentario en “Puertos de montaña en Turquía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *